Te informamos que hasta el fin de la cuarentena nuestros locales permaneceran cerrados.
También estan suspendidas las compras via web.
Gracias 🙂 Cuidemonos entre todos

Showroom La Plata

48 N 928 Piso 2 Oficina E - La Plata
Lun a Sáb de 15:00 a 22:00hs
2215366590 4221057

Nuevo - Local Villa Carlos Paz

Av. Gral Paz N 101 Local 25 - Galería Belgrano - Villa Carlos Paz
Mar a Dom de 15:00 a 22:00hs
3541 211200
Los afrodisíacos

Los afrodisíacos

Un afrodisíaco es una sustancia que estimula o aumenta el apetito sexual.
 
La palabra afrodisíaco procede de Afrodita, diosa griega del amor, nacida de la espuma del mar (Aphros) después de que Cronos crastara a su padre arrojando sus genitales al mar.
 
Los afrodisíacos están presentes en todas las culturas. En papiros egipcios del año 2200 a. de C. encontramos las primeras referencias a ellos. En el tratado amoroso hindú Kama Sutra aparecen muchas maneras de aumentar el vigor sexual en el hombre mediante alimentos energéticos como la leche y la miel. En la antigua Grecia, Aristóteles (500 a. de C.) menciona el efecto afrodisíaco que producen unos insectos llamados cantáridas y otras sustancias vegetales y animales. En la Biblia (Antiguo Testamento - Génesis 30:14,15) se menciona la mandrágora como planta afrodisíaca cuando Rubens de la ofreció a Raquel para que junto con Jacob concibieran a su quinto hijo. En la medicina tradicional china también se usaban hierbas como la raiz de ginseng para potenciar el vigor sexual y en diversos textos árabes se hace referencia a los perfumes y fragancias para aumentar el placer sexual.
 
 En general, los primeros afrodisíacos eran sustancias con forma parecida a los órganos sexuales, masculinos o femeninos, o que su olor recordara a las secreciones sexuales. También ha existido una tendencia a considerar como afrodisíaco todo alimento novedoso o exótico, por ejemplo tras el descubrimiento de América, alimentos hoy en día tan cotidianos como la patata y el tomate, fueron considerados como afrodisíacos. La mayoría de los afrodisíacos antiguos deben su fama a la magia, la superstición y a la ignorancia.
 
Actualmente desde el punto de vista científico el efecto de las sustancias conocidas como afrodisíacas sigue estando muy discutido, debatiéndose si el efecto real de dichas sustancias es superior al de un placebo, es decir, al efecto producido a una persona por un producto sin contenido farmacológico alguno, convenciéndola de que se trata de un medicamento y dejando actuar la autosugestión.
 
Las feromonas, el afrodisiaco natural.
 
Las feromonas son los afrodisíacos químicos naturales por excelencia. Se emiten junto a las secreciones externas, producidas por la piel y las mucosas y son captadas por nuestro cerebro a través del olfato o el gusto, actuando como una señal sexual. Son muy numerosas las especies animales que captan estos mensajes químicos para encontrar su pareja. En este sentido convendría revisar los conceptos de higiene aceptados hoy en día, ya que quizás en aras de oler bien hacemos un uso excesivo de sustancias desodorantes y nos estamos olvidando de los efectos de estos elementos naturales que vienen a ser como nuestra llamada sexual hacia el sexo opuesto. El olor a transpiración y el aroma de los genitales y otras partes del cuerpo pueden actuar como el más poderoso de todos los afrodisíacos. 
 
Algunas recomendaciones para segregar feromonas son:

·         No eliminar el sudor fresco del cuerpo. (En general el mal olor aparece 24 horas después de haber transpirado)

·         No usar desodorantes. Si se suda mucho se recomienda el uso de un antitranspirante inodoro.

·         Las relaciones sexuales frecuentes incrementan la producción de feromonas.

·         La práctica del sexo oral también favorece la producción de feromonas.

  No es posible percibirlas conscientemente a través del olfato. Son captadas por el órgano vomeronasal (OVN) alojado en la nariz.
 
Existen compuestos comerciales de feromonas sintetizadas en laboratorio a base generalmente de Androstenona y Androstenol que se pueden adquirir en sitios especializados. Se presentan en sprays, pulverizadores o toallitas, totalmente inodoros de modo que se pueden usar junto con su perfume habitual.
 

La mente, el afrodisíaco más potente.
 
El enorme poder de la mente humana es el que nos proporciona los resultados esperados ante la ingestión de cualquier alimento o sustancia que podamos tomar con la convicción de que actuará favorablemente en nuestra relación sexual. Nuestra imaginación nos permite conseguir las metas que nos propongamos mejor que cualquier otra sustancia.
 
Sin duda alguna el mejor afrodisíaco es el amor. Ninguno de los afrodisíacos que se mencionan más adelante puede competir con el amor.
 
La mejor forma de encender nuestro deseo sexual es descubrir y compartir nuestros sentimientos con la otra persona, dejándonos llevar por nuestra imaginación e instinto.
 
Los afrodisiacos más populares
 
Alimentos : ostras, caviar, langostinos, arenques, anchoas, caballa, anguila, gambas, espárragos, apio, ajos, higos, uvas, chocolate, huevos crudos de gallina, melocotón, plátano, pera.
 
Hierbas: avena sativa, cocaína, alcohol, yohimbina, marihuana, vainilla, jengibre, ginseng, clavo, canela, azafrán, nuez moscada. Enebro, trufas, sésamo.
 
Aceites y perfumes: jazmín, sándalo, canela, vainilla.
 
Substancias extraídas de animales: cantárida (mosca española), pene de león, cuerno de rinoceronte, aleta de tiburón, cerebro de monos.
 
Dentro de la cocina occidental, sobresalen las ostras, sobre todo en la cultura norteamericana y anglosajona. Como bebida sobresale el champán, ya que en dosis moderadas actúa como desinhibidor. De éste se comenta que despierta más la libido femenina que la masculina.
 
La cantárida o mosca española se extrae de restos secos y triturados de abadejo. Es altamente irritante sobre la piel y su ingestión oral causa lesiones inflamatorias en las vías urinarias. Existen numerosos casos de muerte por ingestión entre los varones y en las mujeres se han descritos casos de sangrado genital y signos de intoxicación, por lo que se le debería considerar más próxima a los venenos que a los afrodisiacos.
 
La yohimbina es una de las drogas más estudiadas sobre todo en los animales. En las ratas se ha demostrado que potencia su motivación sexual. El efecto en los humanos, sin embargo, está menos estudiado, actuando sobre el hombre principalmente en la calidad de la erección. Popularmente es uno de los afrodisiacos más utilizados y se puede encontrar tanto sintetizado como prepararlo directamente de las cortezas de árbol. Se han reportado efectos colaterales como la sinusitis y la agrunulocitosis.
 
El alcohol y las drogas como la marihuana tienen sobre todo un efecto desinhibidor de prejuicios sociales y morales, haciendo que las personas sean más receptivas sexualmente, aunque no existe evidencia de que tengan efecto sexual alguno. En las mujeres en particular, al estar más desinhibidas tienen una mejor respuesta sexual. A dosis elevadas se producen los efectos contrarios a los esperados, es decir producen sedación, somnolencia, falta de lubricación o erección e incapacidad orgásmica. 
 
La vitamina E, incrementa la producción hormonal y tiene en general un efecto favorable sobre la vida sexual. Esta vitamina tiene un poder antioxidante, interviniendo en el metabolismo del hígado, en la formación del tejido muscular, en la maduración del espermatozoide y en la formación del óvulo. Los aceite vegetales, cereales, huevos, brócoli, espinacas, lechuga, leche entera, cacahuetes, pipas de girasol, legumbres son fuentes de vitamina E. Se puede encontrar también sintetizada. La dosis terapéutica normal para un adulto varia de 100 a 600 mg. por día.
 
Los otros afrodisiacos
 

-      Dedicar el tiempo suficiente a hacer el amor.

-      Expresar fantasías y deseos a su pareja.

-      La música, que nos puede recordar momentos eróticos.

-      Las situaciones de riesgo. Una caricia en el coche o en un ascensor, puede ser el preludio de una situación excitante.

-      La conversación. Se trata de comunicarse con la pareja mediante el simple comentario de las cosas cotidianas que nos suceden, evitando de esta forma la incomunicación y el alejamiento que producen los silencios.

-      La literatura romántica.

-      Una salida sin los hijos. Unas pequeñas vacaciones o fin de semana sin hijos puede ser un fuerte estimulante para despertar los deseos.
 

 

Importante:

Ningún afrodisíaco sirve de nada si no se dan las circunstancias, el ambiente y el momento que favorezcan el apetito sexual entre dos personas.

Cualquier alimento o bebida puede ser un afrodisíaco, dependiendo solamente de cómo y con quien se ingiere.

 

Ratones Sex Shop

Showroom La Plata
Local Villa Carlos Paz

Tarjetas y Formas de pago

Pagá con tarjeta o en efectivo contra reembolso

Newsletter

Suscribite a nuestro newsletter y recibí nuestras novedades en tu correo
Enviar

Showroom La Plata

48 N 928 Piso 2 Oficina E - La Plata
Lun a Sáb de 15:00 a 22:00hs
2215366590 4221057

Nuevo - Local Villa Carlos Paz

Av. Gral Paz N 101 Local 25 - Galería Belgrano - Villa Carlos Paz
Mar a Dom de 15:00 a 22:00hs
3541 211200
Cerrar X